Y simplemente ¡Lo hice!

Fue en diciembre del 2012, mientras observaba a un numeroso cardumen humano. Sí, miles de gorras de colores que se dirigían a un mismo punto en el mar.

Sólo anuncié como profecía: “En diciembre del 2013 estaré yo aquí haciendo el mismo trayecto como ellos” y así fue.

Nadie me entreno, aprendí a nadar un poco mejor en dos escuelas aunque ahora parece que no me enseñaron lo que yo necesitaba,pero aún con todo y mis deficiencias técnicas realice mi primer kilómetro en el mar.

Miles me rebasaron pero no me importaba, sentir el mar rozando mi cuerpo, ¡no estaba sola! el mar me estaba dando la bienvenida a sus aguas en su verde azulado interminable, con cientos de diminutas medusas marinas que iban debajo mío cual alfombra luminosa, me bautizó y me hizo una con él.

Agradecí la protección de estas aguas vivas porque me permitieron llegar ilesa y con vida a la meta, pero sobretodo por compartirme un poco del “misterio” porque en el mar la vida inicia; la mía inició también siendo una mujer nueva, limpia y llena de energía, con hambre de más.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s